sábado, 17 de agosto de 2013

CALABACINES RELLENOS DE SALCHICHAS

Este es un plato fácil y barato. Yo como tenia los calabacines un poco grandes los he abierto por la mitad y después los he partido en dos partes cada uno, en total me han salido 8 partes. También se pueden cambiar las salchichas por carne picada, lo cual habría que rehogar un poco la carne antes de agregarla con los demás ingredientes.


INGREDIENTES

2 CALA BACINES MEDIANOS O 4 PEQUEÑOS

1 PAQUETE SALCHICHAS FRANKFURT

1 PIMIENTO GRANDE

1 CEBOLLA

2 AJOS

QUESO RALLADO O TRANCHETES

1 ZANAHORIA

250 GRAMOS TOMATE FRITO

ACEITE

PIMIENTA MOLIDA

SAL

1 COPA DE VINO BLANCO


PREPARACIÓN

Partimos los calabacines por la mitad, pero a lo largo, si es muy grande, lo partiremos en dos partes cada uno o como cada cual quiera.

Con la ayuda de una cucharita le quitamos la carne y reservamos.

Los calabacines ya vacíos los hervimos en agua con un poco de sal, unos diez minuto con , ponemos en una fuente para horno. Reservamos.


Yo lo he picado todo en la pIcadora de la batidora, pero si no tenéis, pues lo picáis lo mas pequeño posible y quedara bien.

Picamos, la cebolla, los ajos, el pimiento, las zanahorias, las salchichas y la carne que hemos sacado de los calabacines.


En una sarten grande, ponemos un poco de aceite de oliva que cubra el fondo, y vamos rehogando la cebolla y los ajos, unos 3 minutos después agregamos, el pimiento y la zanahoria, rehogamos unos 3 minutos y ponemos la carne de los calabacines, podemos poner un chorreón de aceite si vemos que se no va a pegar o un chorreón de agua, rehogamos durante unos tres minutos y añadimos el vino, siempre removiendo durante todo el tiempo para que no se nos pegue, pasados unos minutos ponemos las salchichas y mezclamos todo bien, ahora le ponemos la sal , la pimienta y media cucharadita de orégano y dejamos unos 3 minutos y añadimos el tomate frito, removemos unos 5 minutos a fuego lento, y apartamos del fuego.


Ahora con una cuchara vamos rellenando los calabacines, una vez rellenos le ponemos por encima queso rallado o queso fundido (tranchetes).

Con el horno precalentado introducimos los calabacines durante unos 20 minutos a 180 º, sacamos y listo para comer. Si los dejamos dentro del horno, la puerta debe de estar un poco abierta para que no se ponga negro el queso con el calor, a mi se me cerro y se puso un poco negro,como se ve en la foto pero no altero el sabor,  pero estaban buenísimos.


BUEN PROVECHO

RAFA J. ROJANO




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Ensalada de bocas de mar